Varada

domingo, enero 29, 2006

Consecuencias devastadoras.
Transformación inesperada.
Me acompañas en soledad
y yo
con ganas de partir...


De el libro "En estas horas" (2004) by me

5 comentarios:

el gatito indefenso dijo...

me gusto lo que puso

zora dijo...

Uno y otro. Somos dos.
Un par contra el mundo.
Un ejemplo cordial sedentario.

nika dijo...

y es que las ganas no se detienen ante la compañía.

conciso y sentido.

saludos.

Jorge Purata dijo...

... con la cara bien apretada
como con ganas de llorar?

Sí___
No___

Justifique su respuesta

Juan Pablo Navarrete Aldaco. dijo...

Hola, Alejandra. !No me olvido de ustedes!, ¿cómo?

Saludos y besos.