Yerma

sábado, julio 15, 2006

La hija que nunca tendré
llora en mi vientre,
sangra.

3 comentarios:

Lety dijo...

La definitividad de este poema, duele, hace sangrar mis oídos con tu voz querida Opphelia

anais dijo...

Animo, amiguis... Noté cierta tristeza en estas palabras, pero quise asiciarlas al arte de escribir... Un fuerte abrazo desde la fría y húmeda Buenos Aires.
anais i.

PD: FELIZ DIA, CYBERAMIGUIS!

Ricardo Olvera dijo...

Intenso a más no poder...

que bellos escritos!

saludos!