El dulce nombre de Alejandra

miércoles, noviembre 18, 2009

hay veces que no puedo evitar llorar cuando leo algún poema a veces queremos ser fuertes aparentar que no duele que podemos seguir que de eso nadie ha muerto ni morirá que hay cosas por hacer que no hay que pensar en eso y el tiempo hará su trabajo sin embargo por más que nos esforcemos en oclutar el dolor aparece con una lágrima al leer o al ver algo que alguien nos muestra, mira ale: este poema está chingón, me dijo claudia, yo no pude dejar de llorar por un buen rato después de leerlo, hay algo en estos versos que...


de Cristina Peri Rosi


Y el psiquiatra me preguntó:
-¿A qué asocia el nombre de Alejandra?-
El dulce nombre de Alejandra
el olor de los pinos y cipreses
casas rojas castillos medioevales
una dama en el umbral
muebles púrpuras
la prodigiosa simetría de los parques
una hoja siempre en blanco
delante del ojo que acaricia
la falta de sonido
las lilas de los muros
un dolor enfermizo por casi todo
el muelle gris
las cosas que
sólo existen en jardines
para decir cuyos nombres
es necesario empezar por Alejandra
la antigüedad de algunas piedras
respiración entrecortada
la dificultad
para hacer amigos,
en fin, medianoches fatales
en que todo nos falta
especialmente
un amigo
una amiga
inolvidables.



.

1 comentarios:

salamandra dijo...

tu nombre es lindo, al igual que usté.

necesito contarte tantas cosas. por qué jamás te veo online?

deberías, eh?

déme una cita por interné!

te quiero y extraño alecilla!